Avisar de contenido inadecuado

Flotilla libertad: consecuencias políticas - 2

{
}
1/6/2010 

Itongadol.- El drama vivido ayer en alta mar, cuando la marina israelí interceptó la flota que pretendía llegar a la Franja de Gaza, ya ha colocado a Israel en una seria crisis diplomática, que algunos observadores sostienen que es de las peores en su historia.




Por Jana Beris

Las autoridades israelíes deberán lidiar ahora con el evidente deterioro en las relaciones con Turquía, con la nueva ofensiva diplomática de la Autoridad Nacional Palestina, las condenas de la Liga Arabe y la necesidad de explicar ante Naciones Unidas y la Unión Europea (UE) cómo es que hubo nueve muertos entre los pasajeros del Marmara, si la marina se limitó a responder a la violencia a bordo.
Estaba claro de antemano que difícilmente se podría salir del tema sin complicaciones. Políticos y analistas israelíes advirtieron de antemano que "Israel lleva todas las de perder".
Sucede que, por un lado, Israel advertía que la misión humanitaria de la flota no era tal, sino una "provocación política", pero al mismo tiempo parecía entrar en ese juego, al declararse decidido a impedirles pasar.

Sin explicación

Israel destacó repetidamente que la organización del tema estuvo a cargo de un grupo turco de tendencia radical islámica y que a bordo de los barcos habría también miembros del brazo armado de Hamas que huyeron años atrás de Cisjordania.
Sin embargo, se sabía que incluso los activistas turcos islamistas eran civiles y que un asalto militar a las embarcaciones difícilmente podría ser explicado por Israel.

Pero nadie pensaba que la resistencia a bordo del barco turco sería tan fuerte y violenta, ni que las cosas terminarían tan mal.

Como suele suceder en Israel en momentos que se perciben como emergencia nacional, el gobierno de Benjamin Netanyahu no tuvo ayer que lidiar con problemas políticos internos dentro o fuera de su coalición.

La jefa de la oposición, Tzipi Livni, líder del partido Kadima, se ofreció a ayudar en el "esfuerzo de esclarecimiento", y fue entrevistada por algunas cadenas de televisión extranjeras. Se manifestó contra Hamas y recalcó que Israel abastece diariamente de ayuda a la franja.

Las imágenes de los soldados golpeados duramente por los activistas, antes de sacar sus revólveres y abrir fuego, fueron transmitidas durante todo el día en Israel e hicieron lo suyo. Salvo rarísimas excepciones, todos los grupos políticos de Israel defendieron los argumentos oficiales acerca de cómo y qué había sucedido.

Sin embargo, eso no significa que no hayan surgido interrogantes. "El gobierno no va a poder deslindarse de su responsabilidad; será imperioso investigar", escribió en el matutino Haaretz el analista Aluf Benn, que exhorta a crear una comisión para que estudie lo sucedido.
No aparecieron políticos ni comentaristas que dieran la razón a Hamas en ningún momento, pero sí algunos que se preguntaron si, a la luz de los resultados negativos del operativo, quizás el camino seguido por el gobierno no fue el mejor.

Gadi Sukenik, ex periodista del Canal 2 de la televisión israelí, entrevistado en su calidad de oficial en la reserva del comando marítimo, dijo que "esa unidad no tendría que haber estado allí; tendría que haber habido alternativas".
En la situación actual, resulta evidente que la organización integrista islámica Hamas, que gobierna la Franja de Gaza desde 2007, ha ganado puntos en términos de presión internacional sobre Israel.

A pesar de que Hamas no aceptó hasta ahora ninguna de las condiciones que le impusieron tanto Israel como el Cuarteto internacional cuando tomó el poder (abandonar el terrorismo, reconocer a Israel y los acuerdos firmados), el grupo radical islámico ve ahora como probable que Israel no tendrá más remedio que levantar el bloqueo.

"La sangre derramada en el Marmara llevará al levantamiento de las sanciones en contra nuestra", dijo a LA NACION Mahmud al-Zahar, uno de los jefes de Hamas en Gaza.

Por su parte, la Autoridad Nacional Palestina podría decidir, incluso, congelar su reciente decisión de volver a negociar con Israel, aunque en forma indirecta.

El cerco diplomático en torno de Israel se cierra, y probablemente el punto más complejo sea la crisis en las relaciones con Turquía, consideradas de gran importancia para Israel. Según Alon Liel, ex embajador israelí en Ankara, la crisis ha llegado a un nivel "sin precedente". "Será un milagro si esto termina sin la ruptura de relaciones", comentó Liel.

FRENTES ABIERTOS
Dubai : un comando del Mossad utilizó pasaportes de cinco países para ingresar en el emirato y asesinar a un jefe militar de Hamas. Australia y Gran Bretaña expulsaron a diplomáticos israelíes.

Asentamientos : la Casa Blanca repudió la construcción de nuevos asentamientos en Jerusalén y los territorios palestinos, anunciada cuando el vicepresidente norteamericano, Joe Biden, visitaba Israel.
Informe Goldstone : el documento de las Naciones Unidas acusó a Israel de cometer crímenes de guerra durante la ofensiva contra Hamas en Gaza, en enero de 2009.
Programa nuclear : en las últimas semanas creció la presión internacional sobre Israel -que tendría el único arsenal nuclear de Medio Oriente- para que adhiera al Tratado de No Proliferación.
Fuente: La Nación
    
 
{
}
{
}

Deja tu comentario Flotilla libertad: consecuencias políticas - 2

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre